SIEMPRE HAY UNA LUZ     (Primera parte  ) COMPLETA

 

Un día cualquiera de invierno, el cielo encapotado, el frio y la humedad, eran dos chicos en el más triste abandono: sin hogar, sin amor, sólo el que se profesaban estas dos criaturas. Era el único apoyo con el que podían contar, aunque muy poco era, pero era la única cosa que aún les mantenía en esta vida con ansias de luchar, pese a sus edades.

Pocas pertenencias pudieron sacar de lo que,  hasta ese momento, era su pobre hogar: las ropas que llevaban puestas y algunos trapos más, insuficientes para soportar las sensaciones más comunes en esta estación del año aunque para los dos protagonistas de esta historia, era igual fuera verano o invierno. Para ellos nada tenía importancia, sólo el poder subsistir.

 Llevaban así un tiempo indeterminado, ya que  su precaria memoria no podía aún discernir estas cuestiones temporales: uno de ellos con 12 años recién cumplidos y su hermano con 8 años.

Se encontraban solos, solos con su única compañía, sin un padre al que no llegaron a conocer, o por lo menos a disfrutar  ya que, en su momento, los dejó abandonados a su suerte y a la de su muy estimada madre que también los dejó después de una rápida y cruel enfermedad, yéndose para siempre a un destino más acorde con su dulzura y cariño, fatal desgracia porque al no tener ni familiares a quien acudir y no poder aún solucionarse la vida con su trabajo se encontraron en la calle, con las desagradables temperaturas que debían de soportar, mendigando un mendrugo de pan.

La gente pasaba por su lado sin compasión, sin tenderles una mano, sin darles este cariño que necesitaban casi más que el comer. Dormían en cualquier rincón aprovechando los cartones que encontraban que eran su techo y su colchón, apartando los perros que husmeaban a su alrededor esperando el momento oportuno de lanzarse sobre ellos para mitigar también su hambre.

 

Después de una noche tormentosa, la lluvia empapó sus débiles cuerpos. El más pequeño, parecía hervir de la fiebre que lo consumía.

  • ¿qué voy a hacer?- decía el mayor- ¿dónde puedo llevarlo?

       Intentó con sus pocos conocimientos encontrar una solución, pidió ayuda a los  transeúntes pero nadie le hizo caso. Lloró como no había llorado ni en la muerte de su madre pero, así y todo, nadie se acercó, estaba olvidado.

        Sabía que cuando alguien se ponía enfermo debía ir al médico, pero… ¿a qué médico? si no conocía a ninguno.

        De repente, se acordó que a su santa madre la llevaron a un hospital.

Sin pensarlo, cargó a su hermano en sus débiles espaldas y, lo más rápido que sus enjutas piernas se lo permitían, corrió hacia el lugar donde sabía que fue atendida su madre.

        Llegó agotado por la carrera y el  peso de su hermano. Allí, nadie lo esperaba pero se puso a gritar con el hilo de voz que le quedaba.: En aquel momento, un hombre con una bata blanca se le acercó

-¿Qué te pasa muchacho?- le preguntó.

El, mirándolo con sus ojos llenos de lágrimas, dijo:

  • Mi hermano, que se va a morir.

        Visto el desespero de la criatura, el hombre de la bata blanca, que era uno de los doctores del centro, empezó a dar órdenes y en un momento se revolucionó todo aquel lugar,  llego  una camilla, en la cual montaron al pequeño y se lo llevaron. El no quería dejarlo pero el doctor le dijo:

    -No te preocupes, enseguida lo pondremos bién y, acto seguido, le preguntó:

    -¿dónde están tus padres?

    - no lo sé -contestó- mi padre marchó y  mi madre, seguro que en el     cielo está, sólo le tengo a él, sálvelo, por favor. Pero no tengo dinero, haré lo que quiera, pero sálvelo  por favor.

El doctor siguió preguntando:

  • ¿dónde vives?
  • No tengo casa, se la quedaron unos malos hombres.
  • ¿tienes hambre?- siguió el doctor
  • Si, señor, pero me esperaré a que mi hermano esté bien para comer los dos.

 

 

SIEMPRE HAY UNA LUZ   …… SEGUNDA PARTE

 Doctor, ante tamaña reacción de amor fraterno, le dijo al niño:

¿No tienes otra ropa para ponerte?

  • No, señor –contestó con su voz trémula.

          Entonces el doctor cogió su teléfono y marcó un número, se apartó del muchacho para que no oyera su conversación.  Su cara se alegró al momento, suspiró y colgó.

           Dirigiéndose  al chiquillo le preguntó:

  • ¿Te gustaría poder ducharte, ponerte una ropa mejor y más limpia y dejar estos zapatos que están casi sin suela de tanto andar vagabundeando?
  • Claro que sí señor, pero no tengo  ni lugar para ducharme ni ropa para cambiarme.
  • No te preocupes esto está arreglado. Vas a venir a mi casa que mi señora te dará lo que necesites, ya que tu hermano me dicen que tiene que estar unos días ingresado, que no es nada grave, pero  tiene que quedarse. Espero que confíes en mí.

        -Yo sí confío en usted ya que es la única persona que se ha cuidado de nosotros dos. Haré lo que me diga, no sé si su señora, al verme tan sucio, me dejará entrar en su casa.

-No te preocupes, ella te espera con ilusión.  Ahora voy a cambiarme de ropa, cogemos  mi coche y marchamos a mi casa.

 Salieron ambos del hospital, temblaba de emoción el pequeño, mientras el doctor lo miraba con mucha compasión. Subieron al coche, cosa que no había hecho nunca el protagonista de esta historia, lo máximo algún viaje en autobús, pero muchos andando.

         Llegando a la mansión del doctor, en la puerta una señora estaba esperándoles sonriente. Cogió de la mano, que estaba más bien mugrienta al niño y,  pausadamente,  lo introdujo en la casa.

                   Una vez allí, preparó el baño para su invitado .Cuando estuvo listo lo acompañó y lo dejó solo en el baño, indicándole qué es lo que podía utilizar.

    ¡Qué delicia más grande encontró al notar el agua tibia recorrer su juvenil cuerpo!  ¡Qué sensación de paz le embargaba! Estuvo tanto tiempo que hasta la señora  le preguntó si le ocurría algo, el dijo:

- no señora, estoy muy bien, muchas gracias.

              Al salir de la ducha, se encontró con unas  ropas a su talla, limpias, olorosas como nunca las había tenido,  hasta tuvo cierto temor para vestirse, no fuera que todo fuera un sueño, pensó, no me gustaría despertar.

Una vez vestido, pasaron a una gran mesa en la cual  había las cosas más apetitosas que su pequeño cerebro podía pensar. Entonces, los señores  le dijeron:

    - siéntate y come todo lo que quieras y no te preocupes por tu hermano también él en estos momentos está comiendo, también ha sido limpiado y seguramente mañana ya podréis estar juntos. Ven,  tenemos que enseñarte algo.

         Subieron unas cortas escaleras y delante de una puerta  se pararon.    En  aquel momento la cara de los señores  demostraba una infinita tristeza, pero intentando que no se notara forzaban su cara para emitir una breve sonrisa.

           Abrieron la puerta y, como si el mismo cielo las hubiese abierto, qué maravilla, qué limpio estaba todo  y aquellas dos camas  tan acogedoras.  Se acercó hasta tocarlas suavemente con sus manitas, parecía que se desprendiera un aroma muy especial  de aquellas  sábanas, del conjunto de toda la habitación, en la cual había  decenas de juguetes todos muy bien alineados.

Los Sres. le dijeron: hoy dormirás, escoge una de las camas, ésta será la tuya.

     Sin dudar escogió la de color azul, al lado de un ventanal inmenso que daba claridad a la habitación.

     -Descansa ya de este día tan duro para ti, duerme tranquilo, nosotros                    velaremos tu sueño.

 

 

SIEMPRE HAY UNA LUZ  …… TERCERA PARTE    

 

  Así,  sin esperar más, se acurrucó en la cama que parecía estar esperándole.  Cerró sus ojos y notó que unas manos cariñosas colocaban bien las sabanas para que durmiera más relajado  y así fue.

         Al despertar, se encontró extraño de estar en aquella habitación. Aún medio dormido, empezó con mucho cuidado a vestirse,  procurando no estropear aquella ropa recibida la noche anterior. Calzó unos singulares zapatos deportivos  muy cómodos y se dirigió hacia la puerta, abriéndola, notando un silencio total en la casa donde estaba. Fue bajando las escaleras, fijándose en todos los detalles que  encontraba  a su paso.  Al llegar a la planta baja y,  no sabiendo hacia dónde dirigirse, quedó  quieto.  En este momento le pareció oír unos tenues sollozos, venían de una de las habitaciones de la planta en que estaba. Por curiosidad  hacia allí  se dirigió,  era la señora  sentada en un sillón. Lloraba tenuemente con un gran sentimiento.  Viéndola así  una luz se formó en su mente y se le apareció la figura de su madre amada. Se acerco a la señora  y le dijo

  • ¿Por qué lloras, mamá? - exclamación que salió de  lo más hondo de su alma recordando las lágrimas de su madre.

        La señora  levantó su cara, anegada por las lagrimas vertidas, y en aquellos ojos antes llorosos brilló la luz de la alegría, cogió al niño entre sus brazos, lo apretó contra su pecho y le dijo:

  • ahora sí que soy feliz, hijo mío.

Lo besó en la frente y el correspondió con un beso en aquellas mejillas que habían vuelto a recobrar la alegría.  No sé cuánto tiempo estuvieron en esta situación, hasta que apareció   el doctor y dijo:

  • ¿qué son estas lágrimas que veo has vertido, esposa mía?

  Ella toda feliz dijo:

  • son de alegría- le comentó  lo que había ocurrido, ,

    Entonces a quien se le nublaron los ojos  fue al bondadoso doctor, cogió al niño, lo besó en ambas mejillas, él no sabía qué ocurría con estas muestras de cariño pero estaba muy contento que así ocurriera.

   Fueron hacia la mesa, donde estaba preparado un suculento desayuno. Viendo tantas cosas apetitosas, no sabía por dónde empezar.  Los señores solo hacían que contemplarlo con un sentimiento de gran amor.

El doctor dijo:

  • ¿quieres venir al hospital a ver a tu hermano?
  • claro que quiero, estoy ansioso de volver a verlo, pero sólo una cosa me gustaría pedir, si es posible.
  • Di, hijo, ¿qué cosa? ¿te falta algo?
  • No, señores, pero ¿puedo llevar alguna de estas cosas tan buenas a mi hermano?

             Rieron el matrimonio a la vez, dijeron:

  • puedes llevarte todo lo que quieras.

Ni corto ni perezoso, cogió una bolsa que estaba en una silla, y puso dentro varios pastelitos, diciendo:

  • no pongo más, ustedes también deben de comer.

Volvió a sonreír el matrimonio y le dijeron:

  • no te preocupes tenemos  muchos más  y, ahora, vamos al hospital los tres, quiero que mi esposa conozca a tu hermano y yo también quiero conocerlo un poco más.

Llegando al hospital fueron a ver al hermano pequeño, el cual estaba mejor que una rosa, riendo y jugando con las enfermeras, pero al ver a su hermano, saltó de su camilla y se lanzó a sus brazos.

  ¡ qué escena más entrañable! , ¡ cuánto amor había entre estos dos hermanos!

SIEMPRE HAY UNA LUZ……………..CUARTA PARTE Y FINAL


En esta situación, que era de unos momentos de una alegría sin par en la cual todos los presentes festejaban y más de uno notaba un nudo en su garganta de la emoción que las imágenes trasmitían.
- Muchas gracias a todos ustedes por haber cuidado con este cariño a mi pequeño hermano, no sé cómo agradecérselo ni que decir, han sido muy buenos y también muchas gracias a usted, doctor y a su señora.
En este momento la señora, que estaba muy emocionada, abrió el paquete que en sus manos llevaba y del mismo sacó unas ropas de talla muy adecuada para el hermano pequeño y le dijo:
- toma hijo mío, póntelas quiero que seas el más guapo de este centro. Deja estas ropas ya muy gastadas que en nada embellecen este rostro de ángel que posees.
El hermano pequeño miró al mayor y le preguntó
- ¿puedo ponérmelas? me gustan mucho.
- Sí, claro que puedes y además me gustará que lo hagas, así estaremos igualados en la vestimenta y hasta pareceremos unos chicos ricos - dijo soltando una carcajada que sonó a música celestial si los Ángeles supieran cantar.
Ni mediar palabra alguna más y con la mayor rapidez posible se coloco las prendas recibidas que parecían hechas a su medida, no hacía más que contemplarse, tocar la ropa, acariciarla, ya que tenía un toque no conocido por él.
Mientras tanto, el doctor conversaba con sus ayudantes sobre el estado de salud del pequeño. Por la expresión de sus rostros parecía que todo estuviera correcto, por lo cual, acto seguido , exclamó:
- ya pasó el peligro, ahora iremos a casa para que podáis descansar un rato de tantos ajetreos pasados.
Así fue, llegando a la mansión hicieron subir a ambos hermanos a la mentada habitación, para que el pequeño viera la cama que tenía preparada.
Sus ojos recorrían toda la habitación con su carita de asombro, soltando exclamaciones de complacencia.
Los señores dijeron:
- quedaros aquí un rato y disfrutad de todo lo que encontréis. Todo es para vosotros: los juguetes, la ropa de los armarios, todo lo que hay aquí es vuestro, dentro un rato queremos hablar de algo importante para todos, os esperamos, ya bajareis cuando queráis.
No tardaron mucho tiempo en estar en la sala, donde los señores estaban esperándoles, el doctor le dijo:
- Veréis, como es una cosa muy sensible prefiero que lo haga mi esposa, los hombres somos más rudos para decir ciertas cosas.
- Como usted diga señor. Escucharemos a la señora.
La señora se levantó de su asiento y con voz trémula les dijo a ambos hermanos:
- Sois unos Ángeles del cielo, las criaturas más hermosas que he conocido, vuestros sentimientos sólo merecen elogios, pero tenéis una pena muy grande en vuestro interior, no conocéis a vuestro padre y vuestra santa madre estará en el cielo, seguramente en estos momentos cuidando también a mis dos queridos hijos, que la muerte, sin compasión, se los llevó en un trágico accidente.
Vosotros no tenéis padres, nosotros perdimos a nuestros hijos, estamos los cuatro solos en este mundo, solo quisiéramos mi esposo y yo, que fuerais nuestros hijos a partir de ahora. ¿Qué decís?
En este momento la habitación se iluminó con una fuerte luz, y en la misma aparecieron los dos hijos y la madre de los pequeños, los tres con signos en sus manos como de bendiciones dando su aprobación a la propuesta realizada, entonando un aleluya como muestra de su aceptación.
Después de una breve pausa, y una vez las apariciones se hubiesen disipado sólo una voz se escuchó, la del más pequeño, que pregunto:
- ¿podemos decirles papá y mamá?                                            

 

 

F IN

Visitas: 58

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Universo Poético para añadir comentarios!

Participar en Universo Poético


ESCRITORA DISTINGUIDA
Comentario por Ma.Angeles el mayo 10, 2021 a las 3:50am


CREADOR
Comentario por Jesús Quintana Aguilarte el mayo 8, 2021 a las 10:27am

Mi estimado Magi aunque algo largo ha sido satisfactorio leerte hasta el final tu bello relato, me uno a las felicitaciones y a tu bien merecido destacado y te envio un abrazo y bendiciones.


ADMINISTRADOR
Comentario por Iris Girón Riveros el mayo 7, 2021 a las 3:47pm

Estimado poeta Magi:


Miembro VIP
Comentario por José Antonio Sifuentes Jaimes el mayo 7, 2021 a las 3:37pm

Magi preciado amigo , es una hermosa y tierna historia la que nos has compartido, gracias con esto hay muestra

que existen pequeños ángeles deambulando por el mundo en espera de ser descubiertos .


VICE-DIRECTORA
Comentario por Iris del Valle Ponce P. el mayo 7, 2021 a las 12:38pm

Magi...

Es un precioso relato.

El destino juega de mil  maneras y en este caso logró reunir a 2 angelitos  huérfanos, sedientos de amor y consuelo con un matrimonio que había perdido justamente a sus 2 pequeños hijos.

Me encantó y destaco tu obra.

 

Sobre


CREADOR
Jesús Quintana Aguilarte creó esta red social en Ning.

Última actividad


ESCRITOR DISTINGUIDO
Beto Brom ha comentado la entrada de blog DISFRAZANDO REALIDADES (Cuento a Dos Manos-2/2) de Beto Brom
Hace 3 horas

ESCRITOR DISTINGUIDO
Beto Brom ha comentado la entrada de blog TE AMO... Poema libre. de Bethzaida Montilla
Hace 3 horas

ESCRITOR DISTINGUIDO
Magi Balsells ha comentado la entrada de blog TE AMO... Poema libre. de Bethzaida Montilla
Hace 5 horas

POETISA DISTINGUIDA
María de los Angeles ha comentado la entrada de blog __"Sentimientos IV" de María de los Angeles
Hace 6 horas

POETISA DISTINGUIDA
María de los Angeles ha respondido a la discusión "Amor seductor".... INSPIRACION #195 IMAGEN A de María de los Angeles en el grupo **Inspiración Visual**
Hace 6 horas

DIRECTORA
Bethzaida Montilla ha respondido a la discusión "Amor seductor".... INSPIRACION #195 IMAGEN A de María de los Angeles en el grupo **Inspiración Visual**
Hace 6 horas

POETISA DISTINGUIDA
María de los Angeles ha agregado una discusión al grupo **Inspiración Visual**
Hace 7 horas

DIRECTORA
Entrada de blog publicada por Bethzaida Montilla
Hace 7 horas

POETISA DISTINGUIDA
La entrada de blog de María de los Angeles se ha destacado
Hace 7 horas

DIRECTORA
Bethzaida Montilla ha comentado la entrada de blog __"Sentimientos IV" de María de los Angeles
Hace 7 horas

DIRECTORA
Bethzaida Montilla ha respondido a la discusión SONETILLO AL AMOR LEJANO. Inspiración 195 - No concursa de Bethzaida Montilla en el grupo **Inspiración Visual**
Hace 8 horas

POETISA DISTINGUIDA
Entrada de blog publicada por María de los Angeles
Hace 8 horas

POETISA DISTINGUIDA
María de los Angeles ha comentado la entrada de blog “En la Ermita de mi alma” de María de los Angeles
Hace 8 horas

POETISA DISTINGUIDA
María de los Angeles ha respondido a la discusión SONETILLO AL AMOR LEJANO. Inspiración 195 - No concursa de Bethzaida Montilla en el grupo **Inspiración Visual**
Hace 8 horas

ESCRITORA DISTINGUIDA
La discusión de Edith Elvira Colqui Rojas se ha destacado
Hace 8 horas

DIRECTORA
Bethzaida Montilla ha respondido a la discusión HAIBUN de Edith Elvira Colqui Rojas en el grupo Grupo aprendiendo del Haiku, poesía Japonesa del Siglo XV
Hace 8 horas

ESCRITORA DISTINGUIDA
Silvana Beatriz Sosa ha respondido a la discusión VERDE ESPERANZA de Silvana Beatriz Sosa en el grupo **Inspiración Visual**
Hace 8 horas

ESCRITORA DISTINGUIDA
Entradas de blog publicadas por Delia Pilar Checa
Hace 9 horas

ESCRITORA DISTINGUIDA
Delia Pilar Checa ha respondido a la discusión TRES HAIKUS (XXI, XXII y XXIII) de Delia Pilar Checa en el grupo Grupo aprendiendo del Haiku, poesía Japonesa del Siglo XV
Hace 9 horas

ESCRITORA DISTINGUIDA
La discusión de Delia Pilar Checa se ha destacado
Hace 9 horas

MENSAJE DE LA ADMINISTRACIÓN

Para todos los miembros, digamos   

NO Al Plagio

Administración de UP.

real188.gif (399×41)******************

Safe Creative #angelsmar  Safe Creative #0906033777677

"Universopoetico".

Espacio abierto el
" 25 de Mayo del 2009"

real188.gif (399×41)
Febrero 2014

"UniversoPoetico.

REGISTRADA Y PROTEGIDA

SAFE CREATIVE** Safe Creative #1402070049856

*BAJO UNA LICENCIA DE CREATIVE COMMONS

Creative Commons License

real188.gif (399×41)

Creador:

Jesús Quintana Aguilarte

Directora

Bethzaida Montilla

ViceDirectora

Iris del Valle Ponce

        

Administradores:

MilagrosHdezChiliberti

Iris Girón Riveros

Carmen Ballester

Cumpleaños

No hay ningún cumpleaños hoy

QM EDITORIAL

Distintivo

Cargando…

© 2021   Creado por Jesús Quintana Aguilarte.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio